Qué hacer para aliviar el estreñimiento durante el postparto

El estreñimiento es la incapacidad de evacuar con regularidad, preferentemente con frecuencia diaria, o la dificultad en el momento de la defecación produciendo dolor y causando la necesidad de realizar mucho esfuerzo para poder hacer de vientre.

Defecar todos los días, al menos una o incluso dos veces, es lo que se considera como normal, y sin tener que realizar excesivo esfuerzo (sin pujo). Las mujeres que sufren estreñimiento crónico son las que van al baño menos de 3 veces por semana durante un periodo prolongado de al menos un mes. Entre los síntomas del estreñimiento encontramos la hinchazón abdominal, sensación de peso en el vientre bajo, a veces sensación de peso en el ano, o la acumulación de gases.

El estreñimiento crónico es la causa principal de la mayoría de las disfunciones del suelo pélvico. Por esto, es fundamental prevenirlo y tratarlo en los primeros meses tras dar a luz, ya que los tejidos musculares están más debilitados y cualquier esfuerzo o presión más grande podría llevar a una lesión importante en la musculatura pélvica.

En este artículo, desde Suelo Pélvico te explicamos qué es el estreñimiento postparto y cómo tratarlo.

¿Por qué es peligroso tener estreñimiento postparto?

Después del parto, los tejidos del suelo pélvico están en su momento más débil y sensible. En el parto vaginal, el suelo pélvico sufre grandes estiramientos, a veces se produce un desgarro perineal o se realiza la episiotomía vaginal, que todavía aumenta más el grado del debilitamiento. Si además la mujer sufre estreñimiento postparto y para poder defecar realiza esfuerzos y pujos, podría producirse un descenso de la musculatura y de las vísceras pélvicas.

Si estos esfuerzos son repetitivos, las defecaciones irregulares y los días cuando la mujer no va al baño hay hinchazón abdominal, podría producirse un prolapso de vejiga o un prolapso del recto a largo plazo. Además, si en el parto se realizó una episiotomía o se produjo un desgarro perineal, los estreñimientos en el postparto inmediato pueden impedir la correcta cicatrización de la herida.

¿Es bueno hacer de vientre si he tenido una episiotomía

Sí. El miedo de que los puntos podrían soltarse y que la herida podría abrirse hace que la primera defecación después de dar a luz se retrase. Es habitual que las mujeres tarden unos días, a veces una semana sin ir al baño, por el miedo. En realidad, la espera con la primera defecación hace que haya más presión intraabdominal, mayor peso en el suelo pélvico, descenso del recto, mayor distensión en los músculos pélvicos. Es recomendable acudir al baño en cuanto ya tengamos las ganas de defecar y, en caso de no poder hacerlo, se aconseja pedir un laxante para que podamos hacer de vientre sin realizar grandes esfuerzos.

¿Qué puedo hacer para prevenir los estreñimientos en el postparto?

Ejercicios estreñimientopostparto

La mayoría de las mujeres que sufre el estreñimiento postparto suele tener los síntomas ya antes del parto. Durante el embarazo es muy importante realizar el ejercicio moderado, aeróbico, como por ejemplo caminar a buen ritmo durante 45 minutos, tres veces por semana, ejercitar la musculatura del core, hacer ejercicio en elíptica o bici estática.

El ejercicio practicado de forma regular es la mejor manera de prevenir y combatir el estreñimiento. Y en el postparto existen ciertos ejercicios y hábitos que nos podrían ayudar a prevenir estos problemas. 

En el postparto inmediato

Es decir, durante las primeras seis semanas:

  • No esperar más de 1 día con la primera defecación tras dar a luz.
  • Tomar 1,5 litro de agua todos los días.
  • Tomar los alimentos ricos en fibra.
  • Evitar los alimentos procesados, azucarados, bebidas gaseosas.
  • Tomar las infusiones calientes diariamente.
  • Realizar los ejercicios Kegel, todos los días.
  • Colocarse en la posición invertida: en cuadrupedia, con la pelvis más alta que el tórax, todos los días, unos 60 segundos.
Ejercicios postparto
  • Evitar estar mucho tiempo sentada.
  • Caminar todos los días.
  • No llevar ropa apretada.
  • En caso de no haber ido al baño durante 2 días, pedir un laxante. 

En el postparto tardío 

A partir del segundo mes hasta cumplir un año:

Ejercicios hipopresivos
  • Realizar los ejercicios hipopresivos con frecuencia.
  • Realizar los ejercicios Kegel en diferentes posturas.
  • Practicar los ejercicios funcionales, activación de la musculatura abdominal profunda, glúteos, espalda.
  • Caminar todos los días, al menos 30 minutos, a buen ritmo.
  • Nadar.
  • Mantener la dieta rica en fibra. 
  • Tomar 1,5 litro de agua diariamente.

¿Qué consecuencias tiene sufrir estreñimiento en el postparto?

Aparte del debilitamiento muscular y la incomodidad que notan las pacientes con el estreñimiento crónico, hay que tener en cuenta que pueden producirse lesiones que afectan a nuestra vida diaria. Las más habituales son:

  • Hemorroides. Las hemorroides y el estreñimiento postparto suelen ir ligados. 
  • Fisuras anales.
  • Prolapso del recto (rectocele).
  • Prolapso de la vejiga (cistocele).
  • Hernia umbilical. 
  • Incontinencia anal (pérdidas de gases, heces).
  • Pérdida del ánimo, en casos extremos, depresión. 

Las hemorroides y las fisuras anales se producen cuando el estreñimiento es más prolongado y cuando la mujer realiza mucho esfuerzo (empuja) al hacer de vientre.

La fisura anal es una ruptura de la mucosa en el canal anal, sangrante, dolorosa, que con cada defecación puede producirse de nuevo o puede hacerse más grande. A las pacientes con fisuras anales se recomienda aplicar el gel especial para hidratar la mucosa anal antes de cada defecación y tras limpiarse con agua, aplicarlo después.

Las hemorroides son las pequeñas varices (venas), que se hinchan y aparecen en la mucosa anal (hemorroides internas) o en la parte externa del ano (hemorroides externas). Ocasionan molestia, a veces sangran, pueden producir picor. En muchos casos se absorben de forma espontánea, en cambio cuando el estreñimiento es crónico, las hemorroides requieren un tratamiento. Se recomienda aplicar una pomada especial para acelerar la absorción y reducir la inflamación.

Tanto en caso de sufrir las hemorroides, como las fisuras anales, si quieres saber cómo aliviar el estreñimiento postparto, es necesario realizar menos esfuerzo posible en el momento de defecar. Lo que suele ayudar es:

  • Respirar al hacer de vientre, no empujar en apnea. Hablar, soplar aire, mantener la glotis abierta.
  • Modificar la postura, utilizando el taburete ergonómico, un producto para el estreñimiento muy efectivo. Elevar las piernas y apoyar los pies sobre el taburete.
Taburete ergonómico
  • Inclinar el tronco hacia delante.
  • Esperar hasta tener las ganas de ir al baño.
  • Tomar su tiempo. Las prisas en el baño no ayudan.

A todas las mujeres que acaban de dar a luz y sufren estreñimiento postparto, se recomienda valorar el suelo pélvico, enseñar su correcta contracción, descartar un prolapso genital y aprender la técnica hipopresiva para prevenir el descenso de la vejiga y/o el recto.

Si necesitas ayuda profesional para valorar tu suelo pélvico no dudes en consultarnos. ¡Estamos encantadas de ayudarte!

Sobre la autora

admin

Suscríbete a nuestra Newsletter