Guía sobre el uso de bolas chinas después del parto

Las bolas chinas se conocían únicamente por su faceta de juguete erótico hasta no hace mucho. Nada hacía presagiar que se transformarían en un elemento de terapia posparto para las pacientes que quieren cuidar y recuperar su suelo pélvico.

Cada vez hay más mujeres que compran este gadget por diferentes motivos, bien porque se lo prescribió el ginecólogo, porque han leído que van fenomenal, o porque se lo han recomendado sus amigas, entre otros.

En muy poco tiempo las bolas chinas después del parto han supuesto un verdadero boom. En parte, ha contribuido su bajo coste (las bolas chinas de farmacias rondan los 20€) y su ergonomía (las podemos utilizar en cualquier momento del día). Además, su diseño moderno y bonito despierta la curiosidad de las mujeres por probarlas.

¿Qué son las bolas chinas?

Las bolas chinas son dos pequeñas esferas unidas por un cordel (aunque hay otros modelos con sólo una) que se colocan en la vagina y ,dependiendo del tamaño de la vagina, pueden utilizarse una o dos bolas.

bolas chinas después del parto

En el interior de la bola hay otra más pequeña que con el movimiento emite vibraciones que estimulan las paredes vaginales y la musculatura. Esta vibración que se produce cuando la bolita pequeña choca con las paredes de la bola grande provoca el aumento sanguíneo, lubricación, mejora la fuerza y el tono en los músculos que rodean la vagina.

Para que el tratamiento cumpla el mínimo de su eficacia, las bolas chinas después del parto tienen que contener esa bolita pequeña en su interior (las bolas chinas ‘vacías’ no son igual de efectivas) y la mujer tiene que realizar movimientos para que esa bola pequeña pueda moverse. En otras palabras, no servirá de nada estar sentada o tumbada con la bola china puesta, ya que la musculatura no percibirá ningún movimiento ni activación.

Cómo usar las bolas chinas después del parto

Para empezar la recuperación del suelo pélvico con las bolas chinas después del parto vaginal, es fundamental acudir previamente a un fisioterapeuta especializado en ginecología. Éste, revisará el estado de la musculatura pelviana y abdominal.

Esta exploración es importante para descartar las disfunciones como: hipertonía del suelo pélvico o contracturas del elevador anal, puntos gatillo o cicatriz dolorosa, que serían contraindicaciones para el uso de las bolas chinas después del parto.

La forma de usar las bolas depende del tipo de disfunción muscular que tiene la paciente. Por eso, tenemos que saber si lo que hay que ejercitar es la fuerza muscular o el tono. Para que lo podamos entender mejor, utilizaremos de ejemplo dos casos de pacientes en fase postparto:

Caso 1: pérdida de fuerza muscular pélvica

Después de un parto vaginal, nuestra madre ficticia María ha notado que cuando intenta contraer los músculos del suelo pélvico voluntariamente (cerrar las paredes de la vagina, cerrar la uretra y apretar la musculatura como si quisiera cortar el chorro del pis) no tiene fuerza.

Antes del embarazo, acudía a clases de pilates y yoga y, cuando se solicitaban esas contracciones o, cuando hacían series de ejercicios de Kegel, notaba mucha fuerza alrededor de la vagina.

Para ver si realmente tiene un grave problema tras dar a luz, una vez estando en el servicio, mientras orinaba, intentó contraer los músculos para cortar el chorro de orina y no era capaz de hacerlo. En cambio, en la valoración postparto no ha presentado ningún tipo de prolapso genital, ni incontinencia urinaria.

Este ejemplo presenta una disfunción muy común tras partos vaginales con episiotomías, en el que mayor problema es la falta de fuerza muscular.

Soluciones para la pérdida de fuerza muscular pélvica

Si queremos trabajar la fuerza muscular (caso 1) deberíamos provocar a nuestros músculos unas contracciones voluntarias. Estas contracciones son más eficaces cuando en el interior de la vagina hay un peso (mucho mayor que el de las bolas chinas postparto).

Por lo tanto, personalmente, para recuperar esa función de suelo pélvico suelo proponer el trabajo con conos vaginales, que en su interior llevan peso, o con pesarios. Por eso, en este caso, estos elementos son más efectivos que usar bolas chinas después del parto.

Será necesario contraer conscientemente la musculatura para que los conos o el pesario no se salgan de la vagina. Si la paciente ha elegido el tratamiento con bolas chinas después del parto, es importante informarle que debería realizar ejercicios específicos mientras tiene las bolas en el interior de su vagina.

Para trabajar la fuerza y la resistencia con bolas chinas después del parto es fundamental realizar ejercicios de suelo pélvico al mismo tiempo. Para sacarles el máximo partido, consulta un tratamiento individualizado con un especialista en suelo pélvico.

Caso 2: pérdida de tono muscular pélvico

Después del parto vaginal, nuestra otra madre ficticia Sofía ha notado que cuando tose, estornuda o se ríe, pierde orina (muy pocas cantidades). También ha notado que al realizar ejercicio duro, como saltar o correr, al volver a casa su ropa interior huele a orina. En cambio, cuando contrae los músculos del suelo pélvico voluntariamente, nota que tiene mucha fuerza.

Esta paciente presenta falta de tono muscular, ya que para retener orina inconscientemente necesitamos buena tonicidad de la musculatura (contracciones involuntarias).

Soluciones para la pérdida de tono muscular pélvico

Si nuestro caso es la incontinencia urinaria de esfuerzo, como pérdidas de orina al toser, estornudar o reírse y en la musculatura falta el tono (caso 2), el uso de las bolas chinas sería lo más recomendado.

Si no se necesitan contracciones voluntarias, entonces la paciente, después de colocar las bolas chinas después del parto en la vagina, simplemente deberá realizar sus actividades cotidianas. Así, cuando se solicita trabajar el tono muscular, la paciente debería utilizar las bolas chinas como mínimo 30 minutos al día mientras realiza actividades en casa.

Ejercicios recomendados con bolas chinas

  1. El primer ejercicio con bolas chinas consiste en posición de cuadrupedia, apoyar los brazos y la cabeza sobre el balón grande. Realizar movimientos con la pelvis: anteversión y retroversión. Al inspirar, hay que rotar la pelvis hacia delante (sacar el culo, arquear las lumbares); y al exhalar, rotar la pelvis hacia atrás y contraer el suelo pélvico. Observa la cadera en las imágenes.bolas chinas incontinencia urinaria
  2. En posición a cuatro patas, inspirar profundamente y, al soltar aire, activar el suelo pélvico y el transverso abdominal. Estirar una pierna hacia atrás y el brazo contrario hacia delante. Cambiar de lado.ejercicios bolas chinas
  3. Para el tercer ejercicio con bolas chinas, hay que, en posición a cuatro patas, apoyar las puntas de los pies. Inspirar profundamente y, al exhalar, activar el transverso abdominal y el suelo pélvico y elevar el tronco (despegando las rodillas del suelo). Repetir 10 veces.ejercicios con bolas chinas

Por supuesto, también puedes realizar otros ejercicios después del parto aunque no se utilicen bolas.

¿Cómo elegir las bolas chinas postparto adecuadas para mí?

He tenido muchas pacientes que han malgastado su dinero comprando unas bolas chinas totalmente inadecuadas. Es importante saber que, en los primeros meses tras dar a luz, la vagina puede estar más distendida por el sobrestiramiento de la fascia.

En este caso, deberíamos utilizar unas bolas chinas más grandes pero no muy pesadas. Con el tiempo, la vagina debería volver a su tamaño original, sus paredes deberían ser más firmes y podremos usar bolas chinas postparto más pequeñas.

La medida más recomendada de bolas chinas después del parto está en torno a los 35mm. Y es importante saber que las bolas tienen que mantenerse en la vagina para que sus vibraciones se transmitan a las paredes de la misma.

El peso es otra característica importante, ya que en muchas ocasiones puede ser la razón principal del abandono y frustración de la terapia. Se recomienda empezar con bolas de poco peso (28-30 gramos) para que no salgan hacia el exterior de la vagina y para que la mujer no se desaliente.

Por otro lado, el peso máximo es de 100 gramos y es el objetivo del tratamiento con bolas chinas después del embarazo.

¿Para qué mujeres se recomiendan los ejercicios con bolas chinas?

En general, cualquier mujer adulta, sana o con alguna de las disfunciones del suelo pélvico que acabamos de comentar, puede utilizar bolas chinas. Además, hay casos en los que no deberíamos tener dudas en empezar cuanto antes, son estos:

  • Mujeres con sobrepeso.
  • Mujeres que planifican quedarse embarazadas.
  • Tras partos vaginales con episiotomías, embarazos gemelares, partos complicados con uso de instrumental o tras desgarros perineales.
  • En menopausia, como prevención de incontinencia urinaria.
  • Mujeres corredoras, como prevención de prolapsos.
  • Mujeres que sufren estreñimientos crónicos.
  • Como tratamiento en disfunciones sexuales (falta de sensibilidad o laxitud vaginal).
  • Mujeres que cargan peso (cuidadoras de personas mayores, profesoras infantiles o limpiadoras).

¿Cómo introducir y colocar las bolas chinas?

Las bolas chinas después del embarazo deberían estar colocadas en el interior de la vagina, más o menos en la mitad de su longitud, donde se colocaría un tampón. Para facilitar la colocación se puede utilizar un lubricante.

Además, el cordón de la bola debe salir ligeramente de la vagina para facilitar la extracción de la bola. Una vez introducida, hay que ponerse en una posición vertical (de pie), comenzar a andar, moverse o hacer ejercicios.

El tiempo necesario para activar la musculatura de manera involuntaria es entre 15 y 30 minutos (para trabajar el tono), y unos 30 a 60 minutos para entrenar con las bolas puestas (para trabajar la fuerza muscular).

Si realizando los ejercicios que os hemos presentado notas que las bolas salen hacia el exterior de la vagina, puedes empezar con ejercicios en una posición tumbada boca arriba o boca abajo.

Después de usarlas, acuérdate de lavarlas con agua tibia y jabón, o usar un higienizante especial para dispositivos vaginales.

About the author

Fisioterapeuta especialista en suelo pélvico e incontinencia urinaria.
3 Responses
  1. I have checked your website and i’ve found some duplicate content, that’s why you
    don’t rank high in google’s search results, but there is a tool that can help you to create
    100% unique content, search for: Boorfe’s tips unlimited content

  2. I have checked your site and i’ve found some duplicate content, that’s
    why you don’t rank high in google, but there is a tool that can help
    you to create 100% unique content, search for:
    Best article rewritwer Ercannou’s essential tools

  3. I have checked your site and i’ve found some duplicate content, that’s why you don’t rank high in google’s
    search results, but there is a tool that can help you
    to create 100% unique content, search for:
    SSundee advices unlimited content for your
    blog

Comentarios