Tienda suelo pélvico

crema para hemorroides

hemosan

Hemosan – Crema para las hemorroides, fisuras anales, eccemas

Crema hemorroides

Crema para hemorroides y fisuras anales Dilatan

Más información sobre crema para hemorroides

El estreñimiento es la causa principal del dolor anal, las hemorroides y las fisuras anales. En algunas ocasiones, por ejemplo durante el periodo de la lactancia, en menopausia, durante un tratamiento farmacológico o cuando hay falta de actividad física, las defecaciones son menos regulares, la consistencia de las heces es más dura y para poder evacuar hace falta realizar esfuerzo. Todo esto puede producir irritación en la mucosa anal, picor, sangrado… 

El ejercicio físico regular, las caminatas diarias, los ejercicios de tonificación del suelo pélvico y la ingesta de suficiente agua son fundamentales para combatir el estreñimiento crónico. Y para aliviar las hemorroides o las fisuras anales se recomienda el uso de los geles y/o cremas especiales

¿Qué son las fisuras anales?

Una fisura anal es un corte o grieta producidos en la mucosa anal (en la cara interna del canal del ano o en la parte externa). Las fisuras anales las provocan los estreñimientos, la expulsión de las heces duras, un parto vaginal o realizar los esfuerzos repetitivos con la zona anal comprimida (por ejemplo el spinning). 

Los síntomas más comunes son dolor, picor, quemazón en la zona del ano, sangrado tras defecar o un bulto visible en la zona del ano. 

En la mayoría de los casos, las fisuras anales se curan solas, con el uso de las cremas especiales, que facilitan la recuperación de la mucosa anal. 

En casos más graves, cuando la fisura no se cierra tras un tiempo, requiere una reparación quirúrgica

¿Qué son las hemorroides?

Es una inflamación y dilatación de las pequeñas venas anales (varices), que pueden aparecer en la zona externa, debajo de la piel, y cerca del orificio del ano. También pueden ser internas y aparecen en la mucosa interna del recto. Ocasionan molestias, a veces sangran, pueden ser dolorosas al estar mucho tiempo sentada o al practicar ejercicio. 

Las hemorroides suelen aparecer en las mujeres embarazadas, poco activas, o con el suelo pélvico debilitado, las que sufren el estreñimiento crónico y también pueden aparecer en cualquier persona que tiene problemas para ir al baño. 

Tanto las hemorroides como las fisuras anales requieren una adecuada higiene y un tratamiento local, tópico, con cremas especiales. 

Crema Hemosan

Es una crema que contiene los ingredientes naturales, como el extracto de la castaña, hierbas, caléndula y está libre de productos químicos. Es apta para el tratamiento local de las hemorroides, fisuras anales, eccemas o prurito. El efecto analgésico ayuda a disminuir la sensación de picor, el efecto desinfectante de la caléndula facilitará la curación de las grietas y de las fisuras y el extracto de la castaña tiene el efecto antiinflamatorio en las varices y ayuda a aumentar la elasticidad de las paredes de las venas anales. 

Crema Dilatan

Crema vegetal, recomendada para todas las personas que sufren dolor anal, fisuras anales, hemorroides, sangrado tras defecar o hipertonía de la musculatura del ano. Puede servir también como un lubricante para facilitar la inserción de las sondas anales en el tratamiento del suelo pélvico. 

La crema Dilatan puede ayudar a disminuir el dolor e inflamación anal en las disfunciones como:

  • Hemorroides anales (internas y externas).
  • Fisuras anales.
  • Estrechamiento del canal anal.
  • Dolor tras defecar.
  • Hipertonía del canal anal.

En caso de la hipertonía de los músculos cercanos del ano, existen los espasmos musculares involuntarios, a veces persistentes, que a largo plazo pueden impedir que el esfínter del ano se relaje. El aumento del tono muscular puede producir dolor al defecar, miedo para realizar esfuerzo para poder evacuar, sangrado, fisuras anales y/o hemorroides.

Las causas más habituales son: las infecciones frecuentes, una cicatriz perianal dolorosa, estrés crónico, colon irritable, consumo crónico de laxantes. El tratamiento de la hipertonía anal debería incluir la rehabilitación del suelo pélvico, relajación muscular, hidratación con las cremas anales y el estiramiento con el uso de los dilatadores.