Cómo afecta la episiotomía al suelo pélvico y en qué partos sí está recomendada

tijeras

El parto vaginal es la forma más habitual en la que las mujeres traen al mundo a sus hijos e hijas, y estadísticamente es un proceso natural y fisiológico que suele transcurrir sin mayores complicaciones. La mujer lleva un seguimiento médico durante el embarazo que permite anticipar riesgos graves si los hubiera y prevenirlos. En cualquier caso, se debe estar preparada para sucesos que pueden darse en el parto y ante los que el equipo médico reaccionará y nos guiará. En este artículo repasamos los casos más habituales y que podrían redundar en episiotomía (corte vaginal); hemorragia uterina; aumento de la frecuencia cardiaca del bebé; vueltas del cordón; mal encajamiento de la cabeza del feto.

En caso de producirse alguna de estas situaciones en el parto vaginal, hay muchas posibilidades de que el obstetra tenga que realizar la episiotomía para facilitar el expulsivo. Este corte vaginal se realiza con el objetivo de acortar la última fase activa del parto y es diferente de la episiotomía ‘rutinaria’, que sí es recomendable evitar. Tras la sutura, la paciente debe de cuidar la herida para que cicatrice lo antes posible y, después, rehabilitar el suelo pélvico.

¿Qué es y cuándo se hace la episiotomía?

pantalla frecuencia cardiaca

El nuevo enfoque en la obstetricia actual va dirigido hacia la protección perineal de la madre. Se ha observado que las episiotomías rutinarias, practicadas durante muchos años y que todavía están presentes en protocolos de parto de muchos hospitales en España, no son recomendables con la ‘excusa’ del carácter preventivo y no existen evidencias científicas que demuestren que el corte vaginal pueda proteger el suelo pélvico durante el expulsivo.

Por contra, el equipo sanitario sí puede recomendar la episiotomía durante el parto y esta ser recomendable si se producen:

  • Distocia del hombro del bebé (cuando el hombro del bebé está bloqueado detrás del pubis de la madre).
  • Frecuencia cardiaca anormal del feto.
  • Parto con fórceps.
  • Expulsivo prolongado, más de 2h.
  • Riesgo de desgarro de grado IV.

Existen dos tipos de episiotomías: mediana y mediolateral. El corte que se realiza en la línea media (verticalmente) es fácil de reparar pero tiene riesgo de extenderse hacia el ano. El corte mediolateral previene lesiones anales pero su reparación suele ser más lenta y dolorosa, por la cercanía de las ramas del nervio pudendo.

¿Cómo afecta la episiotomía al suelo pélvico?

El corte vaginal que se realiza en el parto en 80% de los casos daña los músculos del suelo pélvico. La sutura de la episiotomía y posteriormente la formación de la cicatriz cambian la tensión del suelo pélvico. En la mayoría de las pacientes, se observa disminución del tono muscular en la zona afectada y en casos más graves la paralización temporal de la actividad muscular.

Las cicatrices en sí hacen que el músculo necesite su reeducación y fortalecimiento para que pueda hacer su función correctamente. Las consecuencias más habituales en el suelo pélvico tras la episiotomía son:

  • Disminución de fuerza muscular del periné.
  • Dolor en relaciones sexuales (dispareunia).
  • Asimetría muscular del periné.
  • Adherencias, queloides en la cicatriz.
  • Tras episiotomías medianas, mayor tasa de prolapsos.

¿Cómo tratar el dolor vaginal tras episiotomía?

gel para episiotomia

El periné, el canal vaginal y el suelo pélvico son zonas altamente inervadas, por lo tanto tienen mucha sensibilidad. Cualquier herida o cicatriz puede ocasionar dolor muy intenso. El dolor vaginal afecta a la mayoría de las mujeres que han sufrido una episiotomía en el parto.

En la recuperación posparto el objetivo es aumentar la flexibilidad de la cicatriz perineal y mantener una buena lubricación en la vagina. Tras los partos en los que se ha realizado el corte vaginal, es fundamental valorar el suelo pélvico antes de iniciar cualquier ejercicio.

El momento adecuado para realizar la sesión con fisioterapeuta especialista en suelo pélvico es al pasar 4 semanas. La paciente recibe las pautas y ejercicios específicos para recuperar el tono muscular y cuidar la cicatriz.

Para prevenir o tratar dolor vaginal tras una episiotomía, recomendamos:

  • Al pasar un mes tras dar a luz, estirar la cicatriz de la episiotomía de forma manual, 3 veces por semana.
  • Hidratar diariamente el periné, especialmente la zona de la cicatriz con lubricantes naturales (por ejemplo, aceite de rosa mosqueta 100% natural o ácido hialurónico).
  • Mantener la dieta equilibrada, tomar 2L de agua al día para prevenir estreñimiento.
  • Esperar con las relaciones sexuales hasta que desaparezca el dolor en el masaje perineal.
  • Realizar los ejercicios Kegel para fortalecer el suelo pélvico, diariamente.

¿Qué ejercicios puedo practicar tras una episiotomía?

ejercicio tras episiotomía

Después de la valoración del suelo pélvico, se pueden iniciar los ejercicios de recuperación posparto. En caso de haber tenido el corte vaginal será necesario realizar los ejercicios Kegel con el uso del biofeedback vaginal. La sonda vaginal capta la actividad eléctrica de los músculos perineales y la paciente puede ver sus contracciones en la pantalla. De esta forma, se reeduca y fortalece la musculatura de forma muy efectiva. En algunos casos es necesario usar la electroestimulación en el mismo tratamiento para activar los músculos y mejorar su contracción.

Además, se inician los ejercicios enfocados en la corrección postural, tonificación de la musculatura profunda del abdomen, ejercicios en inestabilidad. Estos son los ejemplos:

  • Ejercicios Kegel en posturas invertidas (en cuadrupedia, tumbada boca abajo)

ejercicios kegel episiotomía

  • Ejercicios Kegel en movimiento (por ejemplo, haciendo sentadillas).

ejercicio pelota para episiotomía

  • Entrenamiento abdominal hipopresivo.

entrenamiento abdominal hipopresivo

  • Ejercicios en el tronco de propiocepción.

ejercicios propiocepción

  • Ejercicios funcionales de bajo impacto.

ejercicio de bajo impacto episiotomía

En caso de haber sufrido una episiotomía,  ponte en contacto con nosotros y te informaremos sobre la recuperación más adecuada.

Sobre la autora

admin

Suscríbete a nuestra Newsletter