Qué es la endometriosis y cómo tratarla con fisioterapia

¿Qué es la endometriosis?

Si te estás preguntando qué es la endometriosis, aquí te daremos una respuesta fácil de entender. La endometriosis es una enfermedad que afecta a muchas mujeres, principalmente a aquellas en edad fértil, y que tiene un proceso de recuperación más duradero de lo habitual en caso de que su tratamiento se comience en fases avanzadas de esta dolencia.

La endometriosis provoca una producción anormal de la mucosa uterina en órganos distintos del útero.

Qué es la endometriosis

Las zonas más comunes donde puede producirse endometriosis son:

  • Cavidad pélvica (afecta al suelo pélvico directamente).
  • Detrás del útero.
  • Ligamentos uterinos.
  • Ovarios.
  • Intestino.
  • Vejiga.

¿Cuáles son los síntomas de la endometriosis?

El diagnóstico certero de la endometriosis se realiza por un profesional médico cualificado (ginecólogo) mediante diversas pruebas como la laparoscopia o ecografía. Algunos de los síntomas asociados para reconocerla son:

  • Dolor severo en el abdomen durante la menstruación.
  • Vaginismo.
  • Cólicos que interrumpen la actividad física.
  • Edema abdominal.
  • Edema en el sacro.
  • Fatiga.
  • Dolor durante las relaciones sexuales.
  • Sangrados abundantes fuera del periodo de menstruación.
  • Sangrados por la nariz durante el periodo.
  • Infertilidad (la causa más frecuente de consulta).
  • Diarreas, estreñimientos, náuseas.
  • Infecciones vaginales frecuentes.
  • Contracturas alrededor de la vagina, vulva, ano.
  • Hipertonía de la musculatura del suelo pélvico.
  • Enrojecimiento, hinchazón de la vulva.

En la etapa grave se van formando las adherencias que pueden difundirse vía linfática hacia otros órganos (intestinos, recto, vejiga, pulmones).

La inflamación local causada por endometriosis es un factor clave en la formación de adherencias. Se pueden formar como resultado de los sangrados endometriales, conduciendo nuevamente a la formación de tejido cicatrizante. En muchas ocasiones la cicatriz puede entrar en contacto con otra zona inflamada y formar las adherencias (una banda de tejido cicatrizado, difícil de romper).

Las adherencias más comunes son las que se forman en la cavidad pelviana (provocando dolor pélvico crónico). Pueden ser finas, transparentes hasta muy gruesas y oscuras. Si se trata de este segundo tipo de adherencias dentro de la pelvis se habla sobre un síndrome de “pelvis fija” o “pelvis congestionada”. Esto provoca alteraciones hormonales, inflamación, trastornos anatómicos que pueden alterar los óvulos y en consecuencia llegar a provocar infertilidad o esterilidad.

Esto provoca alteraciones hormonales, inflamación, trastornos anatómicos que pueden alterar los óvulos y en consecuencia llegar a provocar infertilidad o esterilidad.

Cuando la endometriosis afecta directamente a los ovarios se producen los llamados ‘quistes de chocolate’ (por el color). Los síntomas de endometriomas son dolor pélvico, sensación de aumento de volumen y presión dentro de la pelvis, o dolor durante las relaciones sexuales.

Tratamiento fisioterapéutico contra la endometriosis

En la rehabilitación de las mujeres que sufren endometriosis lo más importante es bajar el tono de la musculatura hipertónica: el suelo pélvico, el recto abdominal, el cuadrado lumbar… Se trata de realizar tratamientos perineal externos e internos para obtener mejores resultados.

La primera cita es una valoración inicial de la paciente, toma de sus datos médicos (se pregunta sobre las operaciones que ha tenido en el pasado, cualquier intervención quirúrgica, datos obstétricos, como por ejemplo, partos, cesáreas, abortos, complicaciones en el período de postparto, etc.), realizar una exploración del suelo pélvico, de la zona abdominal, diafragma y de toda la musculatura externa de la pelvis. A continuación, se realizan los tests específicos para valorar las articulaciones de la pelvis y la columna vertebral.

El tratamiento fisioterapéutico para la endometriosis es una ayuda para aliviar los síntomas de la enfermedad y también de recuperación postoperatoria en casos más graves.

Técnicas para el tratamiento de la endometriosis

ciática en el embarazo

Las técnicas que proponemos son:

  • Diatermia: de alta frecuencia para aliviar el hinchazón en la zona del pubis, sacro, abdomen (drenaje pelviperineal).
  • Drenaje linfático manual: para reducir el hinchazón en toda la parte inferior del cuerpo, necesario después de las intervenciones quirúrgicas relacionadas con el tratamiento de endometriosis, se realiza en una posición drenante (con las piernas ligeramente elevadas) en las piernas, las ingles, la pelvis y abdomen. Con el drenaje se favorece la circulación de linfa y se reduce la inflamación e hinchazón.Junto a realizar el drenaje linfático se recomienda:
    – Hacer los ejercicios para mejorar la circulación (ejercicios con piernas apoyadas sobre pelota fitball).
    – No cruzar las piernas.
    – Evitar ropa muy ajustada.
    – Ducharse con agua fría.
    – Hidratarse bien (beber mucha agua).
    – Evitar deportes de alto impacto que aumentan la carga linfática (correr, saltos).
  • Aplicaciones de calor: en la zona de vulva y dentro de la vagina para reducir la hipertonía.
  • Masaje perineal.
  • Ejercicios de relajación del suelo pélvico: como por ejemplo, tumbada boca arriba sobre el suelo, llevar las rodillas hacia el pecho y sujetarlas con ambas manos. En esta postura intentar relajar toda la zona del periné, los glúteos, la zona lumbar. Te ayudará la respiración profunda: al inhalar llevar todo el aire hacia los lados de la caja torácica y al exhalar imaginarse que las articulaciones de tu pelvis se están abriendo y la musculatura del suelo pélvico se está relajando.
  • Ejercicios hipopresivos: para normalizar el tono muscular abdomino-pelviano.
  • Propiocepción.
  • Ejercicios con pelota fitball para movilizar la zona sacrolumbar y la pelvis. A la relajación del suelo pélvico favorece el automasaje de la zona perineal con la pelota fitball. Sentada sobre el balón, con piernas separadas, los pies apoyados en el suelo, mover la pelvis en círculos. Notarás un suave masaje en toda la zona del periné y su relajación.
  • Punción seca perineal.
  • Masaje miofascial manual y con el rodillo.
  • Práctica de algunas posturas de yoga: posturas de drenaje linfático en la zona abdominal y pelviana. Una de estas posturas sería: en posición a cuatro patas, con las rodillas abiertas un poco más que al ancho de las caderas, apoyar la frente en el suelo y estirar los brazos hacia delante. En esta postura tu pelvis está más alta que la caja torácica y la cabeza. Favorece el drenaje de linfa en la zona abdomino-pelviana y al mismo tiempo relaja el suelo pélvico.
  • Infrarrojos en la zona sacrolumbar para su relajación.

Ahora que ya sabes qué es la endometriosis y cuál es su tratamiento, no dudes en ponerte en contacto conmigo para cualquier tipo de duda o si necesitas pedir cita para un tratamiento especializado para endometriosis.

About the author

Fisioterapeuta especialista en suelo pélvico e incontinencia urinaria.

Comentarios